General

Exámenes de Admisión, General

Cómo distribuir efectivamente el tiempo para el examen

Algo que debemos tener en cuenta, aparte de la preparación previa para un examen, es la forma adecuada de abordarlo, distribuyendo adecuadamente el tiempo disponible para ello. Los siguientes consejos nos ayudarán a cumplir este objetivo.

Mente positiva, resultados positivos. Mantener una actitud positiva, sin importar lo complejas que sean las preguntas, ayuda a ver la solución en lugar del problema. Es cuestión de respirar profundo y pensar en el triunfo, no en la derrota.

El tiempo es oro. Es una buena idea portar un reloj que permita cada cierto lapso, llevar un control del tiempo invertido por pregunta. De esta forma podemos saber si toca apresurar el paso, o si se pueden tomar las cosas con más calma.

La concentración es la clave. Es obligatorio hacernos conscientes de cada pregunta y sus opciones de respuesta. La mente debe estar enfocada en cada parte de la prueba, sin distracciones. Esto facilita la eficiencia en la resolución de la misma.

Del afán solo queda el cansancio. Si bien es importante resolver cada pregunta rápidamente, más relevante que ello, es resolverla bien. Debemos tomarnos el tiempo necesario para cada pregunta.

Más vale que sobre y no que falte. Si hemos seguido las recomendaciones apropiadamente, nos quedará algo de tiempo luego de responder la última pregunta. Debemos usarlo para verificar las respuestas de las que no estemos seguros.

Ahora sí estamos listos para el examen. ¡A obtener los mejores resultados!

General, Novedades

Cuando comienza tu vida adulta, las responsabilidades y exigencias comienzan a cambiar; quieres estudiar para ser un mejor profesional, pero al mismo tiempo, tus sueños para tener vivienda propia, viajar y llevar las obligaciones de tu hogar, te indican que debes trabajar.

No va a ser fácil, pero la buena noticia es que con planificación, el apoyo de tus seres queridos y un buen equilibrio, puedes lograrlo. Ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

Informa en el trabajo, que vas a estudiar.
Actualmente las empresas son muy flexibles en los horarios de trabajo cuando tienes una actividad adicional, como tu formación académica; sin embargo, esto no quiere decir que no los debas tener en cuenta, informa a tu jefe inmediato, que estudiar está entre tus planes.

Organiza tu tiempo.
Crea un calendario con los horarios del trabajo y del estudio; ten en cuenta los tiempos de desplazamiento y las novedades que puedan surgir, adicionalmente, no olvides incluir los espacios que vas a dedicar para hacer tus obligaciones estudiantiles y los tiempos para estudiar para los exámenes.

Tu aliado, la tecnología.
Tu teléfono inteligente no es solo para chatear o revisar el Facebook. En el mercado hay múltiples aplicaciones donde puedes colocar tus horarios de clases, horarios de trabajo, fechas de entregas y todo lo importante de tu día a día; con notificaciones será más difícil que lo olvides.

Optimiza tu tiempo.
Las salidas con tus amigos, las horas para ver televisión y muchas otras de tus actividades, se pueden ver afectadas con esta situación; no quiere decir que dejes de hacerlas, pero si dedicas 1 hora a ver televisión en vez de 3 horas, o tu salida de amigos la reduces de 4 días a la semana a 2, no habrá problema. Todos saben lo que significa llevar dos actividades tan demandantes al mismo tiempo.

No dejes de lado tu vida social.
Programa actividades para compartir con tu familia, salir a cine con tus amigos o lo que más disfrutes hacer, así oxigenas tu mente, y le das a tu cuerpo diferentes espacios que te ayudarán a tener equilibrio mental.

En el estudio…

– Desarrolla hábitos de estudio eficaces.
– Sé muy organizado con tu material de estudio.
– Ten presente las fechas de entrega de trabajos y de exámenes.
– Busca un lugar que te brinde tranquilidad para tus actividades estudiantiles.

Reduce las distracciones cuando estudias.

En el trabajo…

Realiza una lista de las tareas de tu día.
Prioriza las actividades que tienes en la lista en orden de importancia.
– Mantén organizado tu puesto de trabajo.

En ocasiones vas a sentir que esto es un poco abrumador, pero es justo en ese momento, cuando debes ver que tu meta está más cerca que cuando iniciaste. ¡Ánimo, tú puedes!

Encuéntranos en Google Plus

Encuéntranos en Facebook

Suscribete

FORMARTE