Análisis Textual, General, Hábitos de estudio
Mi maestro el cine: Whiplash

Mi maestro el cine: Whiplash

En la vida encontramos maestros en los lugares menos esperados, uno de ellos es el cine. A pesar de que el cine a menudo es criticado por llenar las cabezas de la gente con estereotipos y material sensacionalista carente de profundidad, también es evidente que logra generar contenidos diferentes que abren las mentes de los que quieren pensar.

Desde esta perspectiva, puede decirse que hay películas que entretienen, películas que emocionan y películas que enseñan. Las mejores son las que tienen la extraña capacidad de lograr las tres cosas. Esta serie de artículos están dedicados a estas últimas.

Para comenzar hemos escogido Whiplash, una película escrita y dirigida por Damien Chazelle y cuyo presupuesto apenas si supera los US$ 3.000.000, una cifra risible comparada con los US$ 250.000.000 de Avengers: Age of Ultron. Pero quién ve una película como Whiplash no está buscando efectos especiales, sino una buena historia.

Y en este caso la encuentra. Este film logra emocionar con las interpretaciones, entretiene con la fotografía y la música, pero sobre todo enseña, enseña lo que significa la palabra vocación, y como ésta se relaciona con la palabra sacrificio. Y enseña no porque nos da respuestas, sino porque nos hace cuestionar: ¿Qué estamos dispuestos a hacer para conseguir lo que queremos? ¿El fin justifica los medios? ¿Lo que hacemos es realmente lo que queremos?

Preguntas como estas invadirán tu mente después de verla.

No desaproveches la oportunidad de aprender y entretenerte al mismo tiempo.

Y tú ¿qué has aprendido de tu maestro el cine?

Mi maestro el cine: Whiplash John Jairo Bocanegra Llano

¿Te gustó el artículo?
CALIFÍCALO

5

Calificación de usuarios: 4.9 (3 votos)
Compartir esta historia

Publicaciones relacionadas

Dejar una respuesta

Su dirección de email no será publicadaCampos obligatorios están marcados *

Encuéntranos en Google Plus

Encuéntranos en Facebook