General, Hábitos de estudio, Novedades, Orientación Vocacional
¿Qué puedo hacer si me bloqueo en un examen?

¿Qué puedo hacer si me bloqueo en un examen?

El estrés y la ansiedad pueden empezar a ocupar lugares protagónicos, cuando llega el momento de presentar un examen, generando un bloqueo mental que empieza a entorpecer nuestro objetivo de resolverlo.

La expresión “me quedé en blanco” puede sonar como la justificación perfecta, cuando no se ha estudiado lo suficiente. Pero que pasa, ¿cuándo el nivel de preparación es el adecuado y aun así, no logramos superar la barrera de un bloqueo?

Si te has visto en esta situación y no sabes cómo manejarla, dedica unos minutos de tu tiempo y aprende con estos tips:

Antes del examen

Cuando te dispongas a estudiar, trata de entender los temas y no sólo memorizarlos, estudiar las cosas de memoria y no comprender la información hará que sea más probable que se te olvide, trata de asociar lo que estás estudiando con imágenes, así será más fácil recordar los temas.

Descansa y duerme bien el día anterior, para que no sólo tu mente, sino también tu cuerpo, estén totalmente relajados y tranquilos.

Recárgate de positivismo, piensa que si te has preparado bien, no tiene por que salir mal. ¡Confía en ti!.

Durante el examen

Aunque no lo creas, el ambiente juega un aspecto muy importante, si sientes frío o calor, si la ventana te molesta o no tienes suficiente luz, busca otro lugar donde las condiciones sean óptimas y estés cómodo.

Es normal que sientas un poco de nervios, así que antes de iniciar, cierra tus ojos, respira profundo e intenta relajarte.

Lee detenidamente todas las preguntas antes de empezar a contestar; luego vuelve y lee una por una las preguntas, e intenta ordenar las respuestas en tu mente.

Ahora sí, comienza a contestar tranquilo y con la seguridad de saber que en tu mente están todas las respuestas, si te quedas en una pregunta, no tardes mucho en pasar a la siguiente, el tiempo es oro y más tarde volverás a contestarla.

Si regresas a la pregunta y sigues en blanco, realiza este ejercicio:

Respira profundamente y piensa en situaciones alegres y que te hayan generado felicidad, aísla tu mente del examen por un momento, así lograras equilibrio emocional y tu mente puede desbloquearse.

Dedica todo el tiempo disponible para resolver el examen, nunca está de más repasar las respuestas.

Pon en práctica estos sencillos consejos, notarás la diferencia y una vez más podrás comprobar que los límites están en la imaginación.

Compartir esta historia

Publicaciones relacionadas

Dejar una respuesta

Su dirección de email no será publicadaCampos obligatorios están marcados *

Encuéntranos en Google Plus

Encuéntranos en Facebook