Colegio, Educación Técnica, Exámenes de Admisión, Novedades, Pruebas ICFES Saber
Hábitos de estudio

Hábitos de estudio

¿ TE DESCONCENTRAS CUANDO PASA UN PAJARITO?

Te sucede a menudo cuando vas a estudiar que empiezas a sentir sueño, te distraes de manera constante, o las letras de los textos cobran vida como si quisieran correr para que no las leas.

Te concentras con facilidad a la hora de leer, o cuando pasa una mariposa por tú lado inmediatamente sacas tú biólogo interno  y empiezas a mirarla, detallarla y estudiarla.

Te sucede  que empiezas a leer un texto de filosofía, y piensas en la película de Rápidos y Furiosos que viste el día anterior y te imaginas corriendo en un auto a mucha velocidad haciendo drifts en Tokio; o recuerdas la escena cuando Edward carga a Bella en su espalda, y corre con sus dones de vampiro por esos campos hermosos, mientras brilla como polvo de diamantes. Y después de muchos minutos de soñar despierto vuelves a la realidad y te das cuenta que no has leído ni un renglón y tienes que entregar  al otro día el informe, para el colegio, universidad o instituto.

Esta situación se vuelve desmotivante y agotadora, pues, para muchas personas es difícil establecer un ambiente de estudio. Y en nuestros procesos de estudiante es de vital importancia generar hábitos para estudiar, pues, estos finalmente son los que nos pueden llevar a cumplir con éxito nuestras metas educativas.

Por esto queremos que aprendas de la mano de nuestro equipo  algunos pasos fáciles  que con dedicación te van a llevar a cosechar esos frutos de tú esfuerzo y sacrificio.

1. Estudia con decisión: En el momento en que tomes tus apuntes sé consciente que ese tiempo sólo es para estudiar. Motívate.

2.  Inicia por temáticas y áreas que sean más fáciles y llamativas para ti, los puntos difíciles deben trabajarse cuando ya tengas un nivel alto de concentración y motivación. Por último  realiza los talleres más sencillos, para relajar tú mente, como dibujos o trabajos manuales.

3.  Realiza descansos y pausas activas de manera periódica y entre cambios de asignaturas, esto lo puedes realizar cada hora, la intención es que estudies pero no que te satures.  El tiempo de descanso no debe ser superior a 10 min en la primera hora, pues, perderás el entusiasmo y el ritmo de trabajo. Después será más difícil  volver a iniciar. En la segunda hora de trabajo puedes ampliar el tiempo de descanso. Por ejemplo:

Sesión Estudio Descanso
Primera hora 55 minutos 5 minutos
Segunda hora 50 minutos 10 minutos
Tercera hora 45 minutos 15 minutos

4. Finalmente si cumpliste con el objetivo prémiate a ti mismo, toma un descanso  y relájate realizando actividades de tú interés, esto te proyectará y te dará más incentivo para tus próximas sesiones.

Pon a prueba estos pasos y te darás cuenta de la efectividad y los resultados que obtendrás.

Éxitos !!!

 

 

Hábitos de estudio Diana Carolina Calle Valencia

¿Te gustó el artículo?
CALIFÍCALO

5

Calificación de usuarios: 4.4 (4 votos)
Compartir esta historia

Publicaciones relacionadas